Gracias a la tecnología es más fácil

Estamos oficialmente en el mes de la Biblia, ese hermoso conjunto de libros inspirado por Dios para nuestro conocimiento continuo de su Palabra. Muchos de nosotros poseemos un ejemplar en nuestra casa, la mayoría llenas de polvo en una esquina del librero o una mesa de noche, otras abiertas como exposición en algún lugar de nuestros hogares y otras pocas que son hojeadas todos los días por las personas que las poseen.

En este artículo, me gustaría exhortarles a conocer la Biblia, a crear el hábito de leerla, meditarla, internalizarla. En nuestra realidad, tenemos muchas actividades, y a veces no encontramos el tiempo idóneo para dedicárselo a la Palabra. Pero en esta época digital, podemos obtener distintas aplicaciones digitales o páginas web en las que podemos encontrar la Palabra de distintas maneras: la Biblia completa, fragmentos, versículos, meditaciones guiadas, lectio divina e incluso podcasts o App tales como ePrex liturgia de las horas y Rezando Voy.

Con todas esas opciones, seguro puedes encontrar una forma que te llene y te permita internalizar la Palabra de una forma continua y beneficiosa. Con esto me gustaría exhortar a los jóvenes a conocer un poco más de este conjunto sagrado de libros, en especial en este mes.

Toma este reto: en este mes, dedicado a la Biblia, acércate más a la Palabra de Dios, en la forma que se te haga más fácil o accesible y nunca te separes de ella.

“En mi corazón, atesoro tus dichos para no pecar contra ti” –Salmos 119:11.

6

Entradas relacionadas